Cafès Il Caffè di Francesco, venda online

¿Se puede utilizar una cialda en una cafetera espresso?

Esta es una de las preguntas que nos hacen más a menudo: ¿se puede usar una cialda en una cafetera espresso? La respuesta es sí y no. Desde nuestro punto de vista, el no pesa más que el sí, pero ahora os doy los detalles y podréis elegir.

Muchas máquinas espresso dicen que son aptas para cialdas, también conocidas como monodosis ESE 44 mm. ¿Qué ventaja tiene que una máquina de café espresso pueda utilizar cialdas, si ya funciona con café molido? Pues que la cialda es mucho más práctica, y sobre todo, limpia. Si usas una cialda, puedes obtener un café espresso de buena calidad (todo depende del café que contiene la cialda), pero no hay que moler el café, no es necesario entretenerse en ponerlo en el cacillo, no es necesario presionar… y sobre todo, cuando acabas, tiras la cialda a la basura del residuo orgánico y el cacillo sigue limpio, no hay que lavarlo. En resumen; con la cialda tienes un buen espresso, con las ventajas de la cápsula. Poca broma.

Leyendo los catálogos de los fabricantes de cafeteras de espresso, parece que no hay ningún problema en utilizar estas máquinas con cialdas, en lugar de café molido. Pero preguntamos en privado a algunos de estos fabricantes, y nos confesaron, off the record, que no se obtenía el mismo resultado si se usaba café molido o cialdas. Esto concuerda con lo que ya lo hemos descubierto desde hace años en Il Caffè di Francesco. Cuando pides un espresso de Jamaica Blue Mountain, te lo hacemos con una cafetera de cialdas, y no con una de las magníficas Cimbali o Astoria que tenemos en nuestros locales.

La razón es que en una cafetera espresso, debes colocar un adaptador especial dentro del cacillo. Aun así, la cialda no queda suficientemente prensada, y una pequeña parte del agua caliente no atraviesa la cialda. El resultado es que sale un café ligeramente aguado. Es bueno, pero no es el mismo espresso.

Hecha la ley, hecha la trampa.

Hoy he visto este vídeo. Un italiano (no podía ser de otro país, el único lugar donde las cialdas tienen buena reputación y compiten con las cápsulas) ha encontrado la manera de hacer un buen espresso con una cialda, utilizando una cafetera espresso (marca Saeco). En pocas palabras, moja la cialda con agua caliente (minuto 2:50), de manera que ésta se infla sellando los espacios del cacillo para que no se escape el agua cuando atraviesa el café. El resultado aparenta perfecto. Os recomiendo ver el vídeo en un italiano comprensible, muy claro y pedagógico.

Sin embargo, la solución no nos parece suficientemente buena. Una cialda o monodosis ESE 44 mm debe ser práctica, rápida y fácil como una cápsula. El sistema del italiano del vídeo añade un paso intermedio que, para los que estamos acostumbrados a hacernos el café con una máquina de cialdas, parece poco práctico. Por eso mismo seguimos sin recomendar las cafeteras espresso para hacer café con una cialda. Como nos dicen los mismos fabricantes o nos marca la experiencia en Il Caffè di Francesco.

Ahora bien, hay que decir que si tienes una máquina de café espresso, y deseas probar una cialda, este sistema es fantástico. Podrás comprobar que una cialda o monodosis ESE 44 mm puede hacer un espresso igual o mejor que el que os preparáis vosotros mismos. Todo ello, con menos trabajo y menos limpieza. Ya es cosa vuestra decidir si compráis una cafetera de cialdas, o esperáis a que vuestra cafetera espresso se jubile algún día. No es que quiera que eso ocurra, pero es que en Il Caffè di Francesco somos fanáticos de las cialdas.



0
    Tu cesta está vacía